Medio ambiente y enfermedades

medio ambiente y enfermedades

El medio ambiente, tomado como el elemento donde vive un ser, tiene que ver con todos los factores que determinan su contexto. En él participan factores químicos, físicos, culturales, económicos, biológicos y culturales que pueden causar un efecto directo o indirecto sobre el ser, a corto o largo plazo.

 

Las características del medio snacksinfluirán en el tipo de enfermedades que desarrollemos. La diabetes tipo 2, por ejemplo, se está dando en un alto número en sociedades que consumen grandes cantidades de jarabe de maíz de alta fructosa. Según un estudio publicado en Global Public Health, este jarabe, que está presente en muchos alimentos, produce que los niveles de azúcar en sangre se mantengan altos. La misma relación se establece en los lugares donde no se acostumbra  caminar. Estos son dos factores fundamentales para la enfermedad de la diabetes: la alimentación y el ejercicio.

Otra enfermedad que está elevando los casos registrados es el autismo, que presenta más casos diagnosticados en los países que tienen un calendario de vacunación más abultado. Esto tiene que ver con distintos conservantes y toxinas que contienen las vacunas y que son altamente nocivas, como el mercurio (timerosal) que actúa como neurotóxico.

El cáncer es una enfermedad que crece junto con la civilización y sus avances. Si bien sus causas se debaten, se la relaciona, generalmente, con una alimentación pobre en frutas y verduras, consumos nocivos como son el cigarrillo y el alcohol, y también con los niveles de contaminación del ambiente y de la comida. La Organización Mundial de la Salud estima que de 14 millones de casos registrados en 2012, la cifra aumentará a 22 millones en las próximas dos décadas.

La obesidad mórbida malanutricionpuede ser provocada por una falla en el funcionamiento de la tiroides, pero habitualmente la causa es una mala alimentación. El auge de la comida procesada, las bebidas gaseosas y todo tipo de alimentos empaquetados tienen como consecuencia un aumento de peso que se considera obesidad mórbida cuando el IMC es mayor de 40. Esta condición viene acompañada con todos los problemas derivados del sobrepeso: colesterol elevado, problemas en las articulaciones, en el sistema circulatorio, además del estigma social que recibe el paciente.

En el desarrollo de las enfermedades, además de los factores genéticos, se juegan los factores medio ambientales, que están relacionados con las costumbres, los hábitos y la tradición de las familias y las sociedades.

No hay manera de evitar todos los males que podrían aquejar nuestra salud, pero si hay forma de retrasarlos o minimizarlos. Un buen ejercicio es revisar a conciencia los hábitos de los que participamos. Preguntarnos cuáles son nuestras comidas habituales, cuánto ejercicio hacemos, cuáles son nuestros hábitos de higiene, y a partir de ahí, tomar acción en pos de mejorarlos.

Qué efectos produce la contaminación con dioxinas

dioxinas

Las dioxinas son contaminantes del ambiente que producen graves efectos en la salud humana. No es una novedad que el medio ambiente – el aire que respiramos, los alimentos que ingerimos, el agua que tomamos – influye en el estado, desarrollo y funcionamiento del organismo.

El medio ambiente puede incidir de manera negativa en la salud provocando algunas afecciones leves como manchas en la piel, o puede ser una de las causas del acné, y también, otras mucho más graves, como cáncer o enfermedades respiratorias.

La Organización Mundial de la Salud advierte que las dioxinas tienen una toxicidad elevada y pueden provocar problemas relativos a la reproducción y el desarrollo, pueden afectar el sistema inmunitario o endócrino.

Dónde se encuentran

Se producen principalmente en los procesos industriales, sin embargo, también se dan en incendios, erupciones volcánicas y otros tipos de combustión. La principal fuente por la que ingresan al organismo es la alimentación y suelen quedar adheridas a la grasa durante muchos años. Por ello es que se encuentran en mayor cantidad en productos lácteos, carnes y pescados y no tanto en plantas, aire y agua.

Qué hacer

La manera de evitar sus consecuencias es desintoxicarte, y principalmente evitar a toda costa su ingestión. Así como no pegarías una curita sobre un tumor, tampoco puedes eliminar el acné o quitar las espinillas con una crema externa cuando sus causas son internas debito a una intoxicación con dioxinas.

Para evitar su acumulación es aconsejable una dieta vegetariana para evitar su principal fuente de ingestión, así como elegir productos orgánicos no procesados.

Qué efectos producen las toxinas en el organismo

contaminacion

Las toxinas son sustancias venenosas que pueden estar producidas por organismos o células vivas como plantas, bacterias o animales, o también pueden estar creadas artificialmente por el hombre. En el medio ambiente hay una gran cantidad de toxinas que ingresan a tu cuerpo a través del aire, del agua, de los alimentos, o incluso las que nuestro propio cuerpo genera como los radicales libres.

El ambiente en que nos movemos es un ambiente hostil, sobre todo porque nosotros mismos nos aseguramos cada vez más de que así sea. Como si no fuera suficiente con toxinas como el cólera o la toxina botulínica, nos empeñamos en echar al aire cantidades de químicos, metales, o pesticidas sobre los alimentos que después consumimos. Todos estos venenos van ingresando al cuerpo y provocando diversas afecciones que se pueden manifestar a ritmos distintos y con distinto nivel de gravedad. Un estudio llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud advierte sobre los posibles efectos de la contaminación. Aquí algunos de ellos.

Sobre el cáncer se investigó pesticidasy se sigue investigando mucho. Se atribuyen sus causas a un factor predominantemente genético, a una mutación “espontanea” de las células y también a un envenenamiento de tipo ambiental. Prácticamente todos los metales pesados, pesticidas, conservantes usados en los alimentos y muchos ingredientes usados en productos de cosmética son potencialmente cancerígenos, quizás no en dosis pequeñas, pero estos venenos se van acumulando en nuestro cuerpo.

La endometriosis y la infertilidad, tanto masculina como femenina, también se están relacionando a partir de investigaciones recientes con la contaminación ambiental. Se sabe, por ejemplo, que las mujeres que viven cerca de zonas agrícolas donde se usan pesticidas tienen un 120 % más de probabilidades de tener abortos espontáneos y los hombres tienen más bajo conteo espérmatico.

En estudios recientes, la contaminación del cuerpo que procede de los más diversos orígenes fue relacionada con trastornos de la niñez como el autismo o la epilepsia, esto es, un organismo contaminado cuyas redes eléctricas hacen falso contacto o directamente se desconectan.

Los límites permanentemente superados de toxina que ingresan en nuestro cuerpo también pueden generar trastornos en el hígado o riñones, que no dan abasto para eliminarlas del organismo. Algunas de las enfermedades que pueden producir son la hepatitis tóxica, la lesión tóxica del riñón o el síndrome de shock tóxico.

Otra afección, que si bien no es tan grave como las expuestas hasta aquí, pero sí es sufrida por el 90 % de las mujeres, es la celulitis. La llamada piel de naranja tiene que ver con varios factores como la vida sedentaria o la mala alimentación, pero también se trata de una acumulación de toxinas en ciertas partes del cuerpo. Así que además de realizar un tratamiento para la celulitis o una rutina de ejercicios para eliminar la celulitis, que por cierto serán muy beneficiosos para varios aspectos de tu salud, también es importante tratar de moderar las toxinas incorporadas al organismo.

Evitarlas es bastante difícil, ya que están presentes en casi todos lados y los Estados alrededor del mundo todavía no hacen lo suficiente como para reducir este tipo de venenos al que estamos expuestos. Sin embargo, hay algunas pequeñas cosas que podemos hacer:

  • Consumir productos orgánicos: frutas y verduras de huertparabenosa que no utilicen pesticidas.
  • Erradicar completamente el humo de cigarrillo de nuestros ambientes.
  • Evitar a toda costa los alimentos procesados, enlatados o envasados.
  • Evitar los utensilios de plástico.
  • Buscar productos cosméticos naturales que no contengan parabenos o ftalatos.

 

Las toxinas seguirán en el aire y en el agua, pero podemos hacer una pequeña diferencia al elegir los productos menos nocivos para nuestra salud. Con suerte, pronto las potencias que más contaminación generan se darán cuenta de que el planeta es uno solo y es donde ellos también viven.

 

Nuevo acuerdo entre China y Estados Unidos para reducir la emisión de gases tóxicos

 

 

Los presidentes Barack Obama, de Estados Unidos, y  Xi Jinping, de China, anunciaron un acuerdo para reducir la emisión de gases tóxicos, y así intentar evitar los efectos del cambio climático.

Obama y Jinping

El anuncio tuvo lugar en Beijing, en una conferencia de prensa dada por los dos mandatarios en el marco de la cumbre APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico), foro del que los dos países son miembros, y en donde también estuvo participando la presidenta Michelle Bachelet.

 

El presidente de Estados Unidos aseguró que su país, reducirá de un 26 a un 28 por ciento sus emisiones con respecto a los valores de 2005 para el año 2025. Por su parte, Jinping dijo que China también limitará sus emisiones en un 20 por ciento desde el año 2030.

 

Obama destacó que este es un “acuerdo histórico” y también lo calificó como “ambicioso, pero alcanzable”. Se espera que este acuerdo sobre reducción de gases de efecto invernadero logre promover un pacto similar, pero a nivel global entre las naciones que participarán, en 2015, de la conferencia sobre cambio climático que tendrá lugar en París.

 

Precisamente, China y Estados Unidos son los dos países que generan más contaminación en el mundo. China se adjudica un 18.4 % del total de contaminación global y su par americano, un 22%. El ex presidente norteamericano Bill Clinton ya había firmado el Protocolo de Kyoto, en 1997, comprometiéndose a reducir en un 6% la contaminación producida por el país. Sin embargo, el congreso no lo ratificó, y posteriormente, George Bush, cuando llegó a la presidencia, se retiró del protocolo ya que consideraba que afectaría gravemente la economía estadounidense y le parecía injusto que a los países en vías de desarrollo no se le exigieran las mismas metas.

ciudad contaminada

A principios de este año, el Gobierno chino tuvo que dar la alerta naranja, que es la segunda en peligro y gravedad, en base al grado de contaminación de la ciudad de Beijing. Debido al riesgo para la salud de millones de personas, dispuso que se cerraran o disminuyeran la actividad en las fábricas, así como detener las obras de construcción que amenazan con incrementar la polución del aire. En esta ciudad el smog es claramente visible como si fuera una niebla y no es poco común ver a la gente usando barbijos para poder respirar.

contaminacion-china

Como parámetro para entender el estado de la situación, se puede tomar el de la Organización Mundial de la Salud que estableció el límite máximo tolerable de PM 2,5 (que son partículas de 2,5 micrones de diámetro o menos, que pueden causar graves problemas de salud como cardiopatías, neuropatías y cáncer, ya que son tan pequeñas que pueden alojarse en los pulmones e, incluso pasar al torrente sanguineo) en 25 microgramos por metro cúbico. En Beijing, el Departamento de Control Medioambiental, advirtió que las PM 2,5 alcanzaban los 500 microgramos por metro cúbico, es decir, 20 veces más que el máximo recomendado por la OMS.

el smog en china

Frente a estos escalofriantes datos surge la pregunta sobre si el acuerdo tiene algún valor, establecido así como está para dentro de 10 a 15 años, es decir, cuál será el estado de contaminación de la Tierra para ese momento y si los daños causados serán reversibles. También es imperante saber qué sucederá en todo ese tiempo con los problemas de salud que padecerá la población y, sobre todo, con las muertes asociadas a la contaminación.